Skip to Content
Universitat Autònoma de Barcelona

Presentació

Nos gusta la literatura. Quede dicho, de buenas y de primeras. Y nos interesan los literatos. Y entre los que más nos agradan se encuentra Don Ramón Mª del Valle-Inclán. También tenemos una, llamémosle, anticuada pero firme confianza en el trabajo colectivo. De ahí el nombre de TALLER. Un taller donde hay que ponerse a trabajar en serio, donde se cuida de las piezas y uno no se pone otro traje que no sea el de faena. Y de INVESTIGACIONES porque nos parece un buen fin del quehacer universitario y porque el perfil de nuestro personaje necesita en más de una ocasión, y en más de dos, de una labor detectivesca. TALLER de INVESTIGACIONES VALLEINCLANIANAS. Sí, señor. Porque a pesar de los pesares (el trabajar para comer, la consabida agenda llena de compromisos, las distancias, los hijos, las ganas de holgazanear, los bajones, subidones y los días que se empeñan en no tener más de 48 horas) coincidimos en un seminario de la Universidad Autónoma de Barcelona varias personas que cuando leen a Valle-Inclán piensan, o bien que no todo está perdido, o bien que, si él podía, nosotros también.

Así lo piensan y así os lo cuentan:

Carme Alerm (Catedrática de Literatura Española en el INS Duc de Montblanc, Rubí.). La seriedad y rigor de su persona y sus maneras investigadoras no han sido, son, ni serán incompatibles con su gracia funambulesca para desvelar los entresijos de las farsas valleinclanianas. Su edición crítica del Tablado â€“lamentablemente inédita por las razones que todos conocemos- está llamada a ser canónica durante bastantes años.

Manuel Aznar Soler (Catedrático de Literatura Española en la U.A.B.). Agitador infatigable del cotarro, sus méritos valleinclanianos no cumple que se alaben aquí, pues son de todos conocidos. Y lo que le queda por escribir... Es el jefe y además se lo tiene merecido.

Josefa Bauló (Publicista). Aunque torea en diferentes plazas - slogans de publicidad, viajes del siglo XIX, heterodoxos, raros y curiosos de todos los siglos - siempre encuentra un momento para asomarse al ruedo ibérico y tratar de desenmascarar al asesino de Prim.

Jesús Mª Monge (Catedrático de Literatura Española en el INS Pallejà). Un poco ocultista y algo esotérico, sigue rebuscando tenazmente –cuando no escudriña el firmamento con un telescopio o sube a los Pirineos- en desvanes, trastiendas y cuevas el brillo de La lámpara maravillosa. Como demuestra esta revista, le sobran ideas geniales  y es su editor por méritos propios.

Unvelina Perdomo (Catedrática de Literatura Española en el INS Francesc Macià, Cornellà). En sus islas canarias aprendió que el carnaval es una cosa muy seria, y se aplicó a desentrañar, de la mano de Bajtín, la complejidad de los muñecos –con perdón de El Embrujado â€” del Retablo. Y nos convenció a todos.

Juan Rodríguez (Profesor de Literatura Española en la U.A.B.). Cinéfilo -- de los de filmoteca-, azoriniano -- de los de Martínez Ruiz-- y marsista –de los de Marsé--, a pesar de su buen carácter, ha desarbolado con gran pericia las Banderas de un famoso Tirano literario.

 

Y más o menos así somos y en esto estamos. El empeño nos dura desde 1991. No parece que fue ayer porque, a qué engañarnos, han pasado varios años de valleinclanianas, a la par que quijotescas, aventuras emprendidas. Entre ellas un congreso, varios libros, tesis doctorales y un número no desdeñable de artículos. De todo ello encontraréis rendidas cuentas en esta página. Pero lo realmente incontable es la cantidad de horas, las buenas horas, pasadas hablando no tan solo de don Ramón sino de otros escritores y artistas, personajes y personajillos, personas y personalidades. Con las bromas y las veras. Con la crítica y la crítica de la crítica. Con la copa, el café –con gotas-- y el puro (bueno, cigarrillo, tampoco nos vamos a poner estupendos). Porque, como queda dicho, nos gusta la literatura, que es tanto como decir que nos gusta esa extraña pero interesante imitación suya que es la vida.