Desde finales de los años noventa, el Posgrado de Traducción jurídica es pionero en España en la formación de profesionales en el ámbito de la traducción jurídica. Con un elevado grado de satisfacción del alumnado (los resultados de las encuestas de valoración están muy por encima de 4 puntos sobre 5 en cada edición), el Posgrado goza de un prestigio incuestionable en el ámbito profesional. Dado que la traducción jurídica es un ámbito con mucha demanda profesional y que, además, se trata de una disciplina que requiere una formación especializada (en lengua materna, extranjera y en contenidos jurídicos), se adapta muy bien a un formato interdisciplinario. La formación que se imparte se ve enriquecida por el hecho de admitir alumnos con diferentes perfiles académicos (traductores, filólogos y licenciados o graduados en Derecho).

La nueva situación producida por la reciente transposición de la Directiva europea en materia de interpretación y traducción en los procesos penales (Directiva 2010/64/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de octubre de 2010), supone una oportunidad para conservar todos los contenidos del Posgrado de Traducción Jurídica y, a su vez, ampliar la oferta formativa en este campo. Esta nueva oferta se orienta tanto a estudiantes con formación universitaria, que de esta manera pueden acceder a un máster, como a personas que en la actualidad están desarrollando este trabajo y pueden aportar su valiosa experiencia profesional, aunque presenten una carencia en la formación y reflexión teórica sobre las prácticas y los códigos éticos de la profesión.

En estos últimos años, la figura del intérprete se ha ido consolidando en los ámbitos jurídico y judicial. Sin embargo, falta formación específica y se carece de directrices claras sobre su actuación. Ello desemboca, en algunas ocasiones, en la prestación de interpretaciones poco precisas, que puede privar a las minorías de sus derechos. La experiencia de otros países pioneros en la recepción de inmigrantes (Canadá, Estados Unidos de América, Suecia, Reino Unido o Australia , entre otros) nos muestra cómo la formación especializada en interpretación judicial (a veces combinada también con la acreditación correspondiente) se convierte en un requisito clave para poder ejercer de intérprete en el ámbito judicial. Por ejemplo, en Estados Unidos la interpretación judicial es una carrera en sí misma, con una duración de tres años. En el Reino Unido se ofrecen cursos específicos según el ordenamiento jurídico (inglés o escocés). En cambio, en Cataluña, hace poco que los grados y másteres en Traducción e Interpretación han empezado a incorporar la interpretación judicial en sus planes de estudios. En la mayoría de casos, se trata tan solo de algunas sesiones en el marco de una asignatura más amplia (por ejemplo, interpretación en los servicios públicos, interpretación de enlace o mediación cultural). Por ello, pensamos que es importante llenar este vacío formativo y contribuir a la especialización de los profesionales que trabajan en el ámbito judicial mediante nuestro Curso de Formación en Interpretación judicial.

Finalmente, la propuesta del Máster en Traducción jurídica e Interpretación judicial nace con la voluntad de unir los esfuerzos de dos formaciones afines (traducción jurídica e interpretación judicial) para responder a la realidad actual: a menudo, los mismos profesionales asumen encargos tanto de traducción (escrita) como de interpretación (oral) que, a veces, forman parte de un solo proceso. En algunas ocasiones se requieren destrezas que combinan las dos vertientes formativas (por ejemplo, cuando se deben hacer escuchas telefónicas y transcripciones). En este sentido, el Máster en Traducción Jurídica e Interpretación Judicial se puede considerar la primera oferta especializada que ofrece una formación rigurosa y en profundidad en este ámbito en Cataluña, avalada por la experiencia del profesorado del Posgrado de Traducción Jurídica y de las formadoras del grupo MIRAS del Departamento de Traducción e Interpretación de la UAB, que cuentan con una intensa trayectoria de investigación y formación en el ámbito de la interpretación judicial.


- Bases para la solicitud de la beca de gratuidad para el curso 2017-18

 - La beca se ha concedido, con fecha 30-6-2017, como consta en la resolución colgada en el tablón de anuncios del Departament de Traducció, Interpretació i d'Estudis de l'Àsia Oriental, a Diego Medina.

 

Campus d'excel·lència internacional U A B