La cobertura de la negociación colectiva es un elemento clave de los sistemas de relaciones laborales, ya que determina la capacidad de los convenios colectivos para proteger a los trabajadores. Además, también se ha identificado como una herramienta institucional clave que reduce las disparidades de ingresos y limita la dualización del mercado de trabajo. Por lo tanto, asegurar una cobertura elevada es clave para garantizar una recuperación inclusiva y socialmente sostenible.

Uno de los factores que más inciden en las instituciones de negociación colectiva es el aumento de la subcontratación y la subcontratación, ya que no sólo modifican las fronteras de las empresas sino que, al mismo tiempo, fragmentan la base de representación de los sindicatos.

Financiado por la DG de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la Comisión Europea y con la participación de 5 socios europeos, el proyecto RECOVER aborda el objetivo de la UE de mejorar los conocimientos sobre las instituciones y prácticas de relaciones laborales en toda la UE. En particular, RECOVER analiza si y cómo el crecimiento de la subcontratación y subcontratación está provocando problemas de cobertura para los trabajadores de estos servicios subcontratados. Por consiguiente, el proyecto comparará casos de vacíos de cobertura de la negociación colectiva en los servicios de terceros a nivel sectorial y de empresa en seis países