Los tiempos que vivimos están marcados por cambios muy rápidos y de gran complejidad. Hoy en la educación formal y no formal conviven muchos contextos culturales, sociales y familiares. Esto implica que los profesionales de la educación, tanto los equipos directivos, como los docentes o los educadores sociales o pedagogos se vean obligados a gestionar esta riqueza y variedad de contextos complejos para poder realizar su trabajo. Necesitan, pues, desarrollar competencias y habilidades, basadas en un pensamiento capaz de captar las interacciones, operar en red y tener estrategias de intervención desde una perspectiva amplia que incluya todos los sistemas implicados en la interacción educativa.

La aplicación de las aportaciones de la visión sistémica en el marco educativo abre la puerta a un nuevo paradigma pedagógico que posibilita a los docentes mirar la realidad educativa como un todo, vinculando los sistemas familiares, sociales, culturales e históricos, y por otro lado ver como esto influye, repercute y está en la base de los procesos de enseñanza-aprendizaje.

La evolución de la educación y los retos de la sociedad actual hacen necesario formar profesionales que centren la educación en la relación y los vínculos como elemento clave para favorecer la buena gestión, la convivencia y el aprendizaje, así como el desarrollo holístico de la persona.

Esta mirada a la educación, responde a una necesidad creciente de revisar algunos aspectos que habían sido excluidos, campos de información transgeneracional y emocional, que nos ofrecen comprensiones profundas y útiles para acompañar a las nuevas generaciones hacia la vida, y permite a los profesionales ubicarse para hacer su tarea, desde la fortaleza de su función y desde el bienestar. El epicentro del suceso es la acción recíproca entre órganos, componentes de una familia, de una escuela o de cualquier grupo humano.

Nuestro Postgrado pretende contribuir a la introducción de cambios profundos en la forma de pensar la educación y las actitudes hacia todos aquellos que intervienen en el acto educativo: familias, alumnos, docentes, etc. formando especialistas en Educación Sistémica Multidimensional que puedan intervenir en los ámbitos educativos formal y no formal para dar respuesta a las necesidades educativas de los alumnos, familias, equipos y contextos etc. y para favorecer el aprendizaje y el desarrollo de los individuos y su inclusión social.

Las salidas profesionales del Posgrado son el asesoramiento y la orientación en educación sistémica en centros y organizaciones de educación formal y no formal, así como la orientación sistémica personal y familiar.

Campus d'excel·lència internacional U A B